Bienvenidos al Blog

Bienvenidos a mi espacio personal, dedicado con mucho cariño y dedicación, a la vida en milicia, de ayer, hoy y todos los tiempos. En este blog iré colgando mis breves relatos, de esos que se escriben en momentos de inspiración, y que salen del corazón.

En ellos no hay ni motivaciones ideológicas, ni representación alguna de críticas o quejas, sencillamente son un compendio de ficciones literarias, que dedico a los españoles de todos los tiempos, que en un momento u otro de la historia de España, estuvieron, han estado o estarán vinculados con la vida en la Milicia, que han convivido con sus virtudes, sus defectos, sus emociones, sentimientos, pero sobre todo han sentido en sus espíritus, esas palabras que escribió Calderón de la Barca, y que rezaba en una estrofa aquello de "... la milicia no es más que una religión de hombres honrados...".

La espada y la pluma han sido compañeros de viaje durante toda la historia, y siempre se han respetado cuando la lid ha sido justa. Agradezco a todos los visitantes su tiempo por dejarlo aquí, y agradezco los comentarios que obviamente me servirán para mejorar
.

Todos los textos de este blog se encuentran bajo licencia legal de todos los derechos reservados al Autor, y por lo tanto, cualquier copia o difusión sin autorización ni conocimiento del autor, serán puestos en conocimiento de los servicios jurídicos. Este blog queda protegido por los derechos de autor y Propiedad Intelectual Registrada.

domingo, 22 de diciembre de 2013

EN ESE RINCÓN OSCURO Y OLVIDADO


https://resources.safecreative.org/work/1303314857346/label/logo-150
Propiedad Intelectual Registrada

Hoy voy a subir una pequeña y humilde reflexión.  Se trata de una vibración más allá de lo espiritual que me exigió salir del fondo del alma.   A veces la densa niebla de los tiempos, de las batallas, de la propia vida oculta y tapa sentimientos y promesas que no deberían perecer, y salvo que uno se pare a escuchar los latidos y pulsos del alma, ese manto oscuro con el que se cubren las cosas que pasan, puede hacer que se desvanezcan .

Las promesas son esos sentimientos que hay que cumplir, en ellas cabalga el honor, la palabra, la fé.  En mi caso no suelo ser de las personas que lo hagan a menudo, porque para ello hay que estar seguro de ser capaz de cumplir aquello que se promete, hay que saber que se puede y no se puede cumplir, y obviamente hay que estar dispuesto al sacrificio que conlleve. 

Pero hace ya tiempo emití unos votos sinceros y leales, y al final, tras esa niebla, tras ese pasar de los años, el eco de mi promesa retumbó en mis cimientos, y por ello, aquí me encuentro para renovar mi palabra, sin condiciones, ni contra-prestaciones, sencillamente por el hecho de renovar esos votos que un día pronuncié y prometí a una persona importante, que sin querer tal vez, me rescató de un abismo, me descubrió la libertad, y jamás me abandonó, a pesar de la niebla, las batallas, los años en otras orillas del olvido, y todos los errores que arrastramos los seres imperfectos.  

Ciertas almas siempre estaremos en eterno conflicto, porque aunque la paz es nuestro fin, no es nuestra recompensa.  Nuestras recompensa es poder seguir sirviendo a aquellos por los que nos hemos entregado, por los que nos hemos consagrado, sea una Patria, sea una familia, sean unos amigos, o sean esas otras almas que en algún momento de la vida, han sido luz cuando todo era oscuridad y tinieblas.

Así pues, este viejo soldado, sigue firme, y al igual que Leónidas dijo aquello de "Extranjero: ve y dile a los espartanos que aquí, por ley espartana yacemos", yo digo....

EN ESE RINCÓN OSCURO Y OLVIDADO

El tiempo pasa y el Universo nos enseña los caminos de la vida. A unos los vuelve serenos, los arrastra a la madurez, y los encamina hacia la calma del día a día. En cambio hay siempre almas a las que es imposible serenar, porque son almas en lucha continuada. Almas que no pueden cesar de caer y levantarse, porque ese es su destino.

Caeré 1000 veces, y me levantaré 1001. Me podrán abatir todos los males de la tierra, pero en cuanto el último instante de dolor se suceda, me estaré levantando. A veces la oscuridad nos anegará una década, pero cuando más segura se sienta, en ese instante el filo de la espada rasgará el cielo y abriré un punto de luz.

Pasarán 1000 años, podré estar a 10000 kilómetros, pasarán 100000 personas por mi vida, pero en ese rincón olvidado donde mirarás cuando algo te aflija, en ese rincón oscuro, perdido, si miras bien, habrá un destello, habrá una luz, y el viejo soldado, el eterno soldado ahí estará con una rodilla al suelo, esperando a que le reclames.

Y me pondré en pie una vez más, y mi brazo y mi espada serán tu vanguardia, y mi pecho tu retaguardia. Y ay de aquel que te haga daño a ti o a los tuyos, porque entonces aprenderá que sucede cuando la venganza sale de la oscuridad y se pone en pie. ..

Mientras tanto, guárdame y compréndeme, jamás podré ser un alma tranquila, porque mi mano pertenece a una espada, y la espada es el reflejo de mi alma. Y recuerda, en ese rincón oscuro y olvidado habita un corazón espartano.


https://resources.safecreative.org/work/1303314857346/label/logo-150
Propiedad Intelectual Registrada